Columna de opinión

Imprimir

"Con el embarazo se me cayeron y picaron los dientes".

Posted in Columnas Educativas

Es muy común que los pacientes vayan generando mitos en torno a su salud bucal. En la columna anterior hablamos sobre las caries y la importancia de controlarse periódicamente para así no encontrarnos con sorpresas y de paso no golpear tanto el bolsillo. Bueno, esta columna trata de algo parecido pero especialmente quiero hablar de un tipo de pacientes que necesita cuidados especiales y que siendo precavidas podemos ayudar a tener una salud bucal en optimas condiciones y no dañar de paso a nuestra guagüita.

Durante el embarazo se producen una serie de cambios hormonales que producirán alteraciones fisiológicas a nivel general y local. A nivel local podemos nombrar algunos cambios como alteraciones en la piel, se engruesan las mucosas de todo el cuerpo, entre otras. Pero a nivel de la cavidad oral (boca) existen también algunos cambios que tienen que ver también con las mucosas.

1.       La piel de la boca se denomina mucosa oral y su inflamación se llama GINGIVITIS y el agrandamiento de estas se llama HIPERPLASIA GINGIVAL. Estas dos alteraciones se producen por un aumento en la producción de hormonas llamadas estrógenos y progesterona las cuales servirán de nutrientes y servirán para favorecer el desarrollo de bacterias periodontopáticas. Por esto, la presencia  de Placa bacteriana producirá una mayor reacción en la encía, ya que habrá mayor propensión del paciente por esta presencia de nutrientes. En otras palabras,  las bacterias estarían de fiesta ya que tienen mucho para comer…es importante que sepan que las enfermedades periodontales tienen una asociación con una mayor posibilidad de tener un parto prematuro y bajo peso al nacer.

 

2.        Existe también durante el embarazo un cambio en la composición de la saliva, es decir, hay una menor producción de ésta, disminuye el potasio, proteínas y el nivel de estrógeno. Estos factores generan un menor ph en la saliva (mayor acidez) es decir, se favorece la eliminación de minerales en los dientes por lo que favorece a la formación de caries. Sumado a esto también a las mujeres embarazadas les gusta comer cosas dulces (los llamados antojos) a deshoras y esto ayuda a lo anterior.

 

3.       Como último factor que beneficia la aparición de caries están las náuseas y vómitos que son característicos de las gestantes en los primeros meses, los cuales son ácidos gástricos que ingresan a la boca y ayudan a que el esmalte se disuelva y esto favorecería la aparición de caries.

Por esto chiquillas se recomiendan algunos consejos:

1.       Pedir una evaluación con el odontólogo tratante previo al embarazo o al principio de éste para ver las patologías presentes y definir el tratamiento según las etapas del embarazo.

2.       Informarse de los cambios orales y mas medidas que pueden hacer para prevenir las caries y la gingivitis

3.       Mantener una muy buena higiene oral para asi no tener placa bacteriana que genere alteraciones como caries y gingivitis

4.       Preferir en la dieta alimentos no cariogénicos

5.       Evitar radiografias de rutina durante el embarazo a no ser que sea estrictamente necesario y ojalá que estas se realicen (si son necesarias) durante el segundo semestre del embarazo.

 

No me queda más que despedirme y desearles un muy buen embarazo…ánimo que se puede!