Columna de opinión

Imprimir

El molar de los 6 años.

Posted in Columnas Educativas

Dra. Janja Kuzmicic C.
Odontopediatra
Clean DENTAL

El germen dentario del primer molar definitivo, se desarrolla en los últimos meses de vida intrauterina. Los primeros molares definitivos hacen su erupción aproximadamente a los 6 años de edad, inmediatamente por detrás de los segundos molares temporales, por eso es denominado el molar de los 6 años, y no reemplazan a ningún otro diente, sino que erupcionan por detrás de todos los dientes de leche, por lo que la mayoría de los  padres se sorprenden al darse cuenta que aparecen dientes nuevos y que todavía no se le cayó ninguno. Muchas veces es en la consulta dental donde se enteran por primera vez que sus hijos ya los tienen presentes en su boca. Este molar es un diente de gran importancia, ya que participa en muchas funciones como fonación, deglución y masticación y es necesario para el desarrollo normal de la boca, al aparecer tempranamente (a los seis años y debe durar toda la vida) es muy susceptible a la formación de caries, esto debido a su forma, ya que presentan fosas o fisuras que acumulan placa bacteriana sobre todo a una edad donde la motricidad desarrollada por el niño no es suficiente para lograr una correcta higiene oral. Si este diente es afectado por caries y sufre destrucción de su corona se presentan alteraciones que afectan la salud del paciente y problemas en la oclusión (mordida). Para prevenir caries en este molar se pueden realizar sellantes que protegerán la cara oclusal donde se ubican estos surcos. El sellante es una resina fluida que cubre o rellena este surco, es un procedimiento sencillo, de fácil técnica clínica y muy entretenido para los niños por ser una técnica poco invasiva.

Que mejor que proteger y cuidar los dientes de nuestros hijos y evitarles una mala experiencia de tratamientos extensos y costosos o incluso episodios de dolor provocados por caries. Sin duda la mejor manera de proteger nuestros dientes seguirá siendo el cepillado dental varias veces al día (sobre todo en la noche) junto con una buena dieta y visitas regulares al odontólogo.